¡Adios 2015!

Qué rápido pasa el tiempo.

Y lo digo en serio, no en plan coletilla. Es que me paro a veces a mirar atrás y asusta ser consciente de que se esfuma. Luego pienso en todo lo que está por llegar, en viajes, historias, personas, momentos… Lo que no quita que siga sintiendo un no sé qué cada año, cada cumpleaños, cada día disfrutado y cada persona nueva por conocer…

Toca repasar los momentos vividos mirando hacia atrás y hacer listas de propósitos mirando Seguir leyendo